Oculta tus datos importantes en GNU/Linux

05 junio 2014

 Si varios usuarios tienen acceso a nuestra sesión, cosa que no debería pasar (a veces es inevitable) y quieres tener datos a resguardo de miradas indiscretas, puedes entre otras cosas añadir un punto delante del nombre del archivo o directorio para ocultarlo, por ejemplo .soloparami.jpg, pero esto sería viable si las otras personas no tienen ningún conocimiento de sistemas GNU/Linux y se supone que si están usando el sistema sabrán que con un simple Ctrl+h esos archivos son visibles.

Entonces vamos a ver un método seguro para mantener la privacidad de esos archivos tan preciados, una solución a esto es Cryptkeeper.

Cryptkeeper crea un punto de montaje cifrado para el o los directorios que le indiquemos y que solo serán visibles si los montamos previamente insertando una contraseña, de lo contrario simplemente no existen.

Instalar Cryptkeeper en Debian o derivados como Ubuntu es tan sencillo como abrir un terminal y escribir:

 sudo apt-get install cryptkeeper

Luego lo abrimos desde el Dash o con Alt+f2 cryptkeeper
Veremos en la barra de tareas un indicador que al pulsarlo nos abre un menú donde nos da la posibilidad entre otras cosas de crear un nuevo directorio cifrado donde guardar todos esos archivos importantes.



Puse mal el orden de los pasos en la edición de la captura y como no tengo ganas de hacer todo de vuelta les digo como es el orden:

2- Seleccionamos el directorio donde se debe crear la nueva carpeta cifrada (por ejemplo en este caso será dentro de mi directorio personal)
1- Le damos el nombre al nuevo directorio
3- Pulsamos Adelante


Le damos una contraseña y la confirmamos. Vamos a Adelante.



Como pueden ver se creo el directorio y está listo para guardar datos en el. Le damos a Aceptar.

En la siguiente imagen pueden ver en el gestor de archivos el directorio creado



Si pinchamos en el indicador de la barra de tareas en el menú veremos que existe una marca para indicarnos que el directorio en cuestión está montado.


Luego que guardemos todos nuestros archivos, para desmontar el directorio y hacerlo inaccesible a otros simplemente desmarcamos el mismo en el menú y este desaparece como puede verse en la siguiente imagen.


Para volver a montarlo lo seleccionamos en el menú y se nos pedirá la clave.


Por defecto al salir de la sesión se desmonta, sin embargo dentro de las configuraciones del programa podemos cambiar esto, de todas maneras aunque sea montado en el inicio de sesión, para ver el contenido deberemos ingresar la clave. Otra opción interesante es la posibilidad que luego de montado se auto desmonte pasado cierto tiempo, por si nos vamos y dejamos la sesión abierta con el directorio montado.

¿Fácil verdad?



Te gustaría seguir este blog?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada