Las Décimas un temún de La Trampa

06 febrero 2013
Las Décimas





 Es mi guitarra la clave
de este sutil laberinto
y por más que pienses distinto
sólo con ella se sale.
El instrumento ya sabe
con qué cuerda ha de vibrar
y cuándo incluso callar
pa no llamar la atención
si es otra la pretensión
del que ha venido a cantar.

"írrito, nulo, disuelto
y por siempre sin valor",
así declaro el dolor
del que hoy me libro resuelto.
Ni siquiera espero el vuelto,
es cuestión de dignidad;
prefiero la liviandad
de andar sin cruz en mis hombros
y así sobre mis escombros
declaro mi libertad.
Soy como el monte nativo
más que leña y que frutal,
más que valor comercial,
más que tierra de cultivo.
Me retuerzo y sobrevivo
y crezco en mi propia intención
- espinas para el ladrón
fruto y flor a quien lo pida-
(que) la talarrasa homicida
alienta mi insurrección.

A tiempo yo me retiro,
yo se guardar tus secretos,
décima que te respeto,
que te respeto y admiro.
De un hilo pende el suspiro
del querer adolescente
del que se olvida la gente
que ya ha perdido el valor
de dar todo por amor
sin perderse en la corriente.



Te gustaría seguir este blog?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada